El magnesio en los coches del futuro

Según un equipo de científicos del Instituto Fraunhofer de Alemania, en un futuro las piezas de la carrocería de los coches podrían ser de magnesio, y no de acero como son en la actualidad. El equipo germano ya ha diseñado un vehículo, a modo de muestra, con puertas de magnesio, que alcanzan la mitad de peso que las de acero. Este es un punto de partida para desarrollar, después, componentes automovilísticos más ligeros y económicos.

Las ventajas que aporta el magnesio en la fabricación del vehículo son varias: es un metal liviano, es medianamente fuerte y se puede moldear, está protegido por una fina capa de óxido, la cual es bastante impermeable y es un elemento muy abundante en la corteza terrestre.

Los ingenieros de Toyota también anunciaron hace unos meses que desarrollarán para 2020 baterías de magnesio, reemplazando así a las de litio, con el objetivo de obtener más energía, ya que el litio sólo puede mantenerse de manera óptima unos 2.000 kilovatios por hora de energía, que al parecer no es la suficiente para los vehículos eléctricos del futuro.

Otras investigaciones realizadas sobre el magnesio señalan a éste como el petróleo del futuro. Un científico japonés está trabajando para hacer de este metal un fuerte competidor de los combustibles fósiles y asegura que en menos de dos décadas se habrá impuesto como sistema de energía renovable y limpia.

Con tanta innovación, al final habrá que acudir a una gestoría en Zaragoza para que nos asesoren sobre la mejor opción.

Esta entrada fue publicada en Automóviles, Innovación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*