Tunning: Arte o temeridad

Se identifica así a los automóviles personalizados y se pretende lograr una originalidad del vehículo, apartándose de su apariencia de serie y orientándolo al gusto propio.

Seguro que estos coches tan tuneados, han sufrido un buen lavado de coche a mano, ya que sus dueños, cuidan y miman este tipo de vehículos todos los días, para que luzcan lo más de lo más cada fin de semana.

Los apasionados a este tipo de arte, se gastan autenticas barbaridades para dejar su buga, como si fuera un coche de comic, crean auténticos dibujitos animados sobre ruedas. Los artistas de hacen cambios en todo el vehículos desde el audio, instalando altavoces y equipos de música impresionantes, ajuste de interiores, cambiando la tapicería del coche, ajustes en el motor, para hacerlo más veloz, ajustes de la suspensión, dónde adaptan los coches más bajos para parecerse a modelos deportivos.

Los coches tuneados son en muchos casos tan solo de exposición ya que han sufrido tantos cambios, que no están homologados para tu conducción en carretera. Es decir, este tipo de coche suelen sufrir muchas modificaciones de carácter mecánico  y de la apariencia, no siempre homologada para circular legalmente, porque todo vehículo de motor modificado debe ser homologado legalmente para poder circular por las calles.

Esta entrada fue publicada en Automóviles. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*